Un viaje hacia dentro

¿No es eso si no el propósito de la vida?

 

Además de fotógrafo trabajo como facilitador de conciencia, realizando talleres y acompañamientos personales ayudando a las personas a tener  encuentros íntimos consigo mismas. Estoy  licenciado en psicología y formado en diferentes terapias pero mi enfoque siempre ha sido más existencial, más espiritual, basado en no dualidad, donde las reglas se difuminan ante la presencia.

Aprendí hace tiempo que la vida es un laboratorio de aprendizaje en el cual descubrirnos, una relación íntima con nosotros mismos para indagar qué hay más allá de nuestros pensamientos y lo que nos contamos sobre la vida. A partir de aquí los objetivos son secundarios y lo que prima es aprender a disfrutar el camino.

Y la photoconciencia no es más que un espacio en el cual partiendo de un miedo, conflicto o necesidad, indagar de una forma íntima en nuestro universo particular utilizando como excusa y herramienta una sesión fotográfica.

No es necesario para la sesión que sepas o te guste posar, simplemente es un dejarte hacer para descubrir qué hay detrás de lo aparente.

Partiremos de una primera fase de una a tres sesiones en las cuales podrás expresar tu miedo, tu bloqueo, tu necesidad.  Nos servirá para conocernos y empezaremos a trabajar un poco en ello de forma conciencial con discernimiento y ejercicios de conciencia.  Cada sesión tiene una duración aproximada de hora y media.

Una segunda fase será el diseño de la sesión de photoconciencia. Primero plantearemos el objetivo de la sesión de fotos, qué quéremos contar, simbolizar, hacia dónde dirigimos nuestra mirada. Siempre buscamos contar una historia de transformación interior.

Luego elegiremos dónde la desarrollamos, vestuario, personas y elementos que necesitamos, aclararemos dudas y planificaremos lo necesario. 

La tercera fase es la sesión fotográfica en sí que será como una obra de teatro en la cual vas a interpretar diferentes personajes o situaciones de tu mente, que van a simbolizar una historia que represente un cambio en tu mirada, una transformación. Buscamos una expresión artística pero no será el elemento principal. La sesión suele durar dos horas.

 

La cuarta fase que durará de 1 a 3 sesiones más te mostraré la historia que cuentan tus fotos ya editadas,  seguiremos trabajando en ti y  haremos una recapitulación, integración y cierre del viaje. 

 

1

Presentación conflicto e inicio ejercicios conciencia (de 1 a 3 sesiones)

2

Qué, cuándo y cómo de la sesión fotográfica

1 sesión: 1 a 2 horas

3

Vivencia + Sentido artístico

1 sesión: 2 horas

4

Entrega del trabajo

Integración de la vivencia

Cierre proceso

(1 a 3 sesiones)

apertura e inicio proceso

diseño sesión

sesión fotográfica

finalización proceso

Las fotos además de ser una expresión artística siempre tienen el cometido de servir de símbolo de transformación, de mostrarte que cualquier miedo puede ser mirado y trascendido para liberarte.

Más allá de este marco phototerapéutico si luego quieres continuar tu proceso desde una orientación conciencial, por supuesto podemos seguir haciéndolo. La vida es un flujo continuo de observación y aprendizaje.

Enrique Ruiz Alcázar

Tfno: (+34) 616 440 534

Email: enriqueruiz@enriquophotoconciencia.com

Sesiones en Pontevedra y área de influencia

EnriQuoPhoto Conciencia

  • Facebook
  • Instagram